7 diciembre 201817:24

Sobre la aprobación de la resolución rusa sobre la seguridad de la información internacional por la Asamblea General de las Naciones Unidas

2366-07-12-2018

  • en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Traducción no oficial

 

Comunicado de prensa
 

El 5 de diciembre, la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución rusa sobre la seguridad de la información internacional (titulada "Avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional"). Esta resolución fue apoyada por la gran mayoría de los Estados y patrocinada por la iniciativa de más de 30 países de todas las regiones del mundo.

Este instrumento abre una nueva etapa en el debate mundial sobre la seguridad de la información internacional. Cabe recordar que este año la resolución celebra su 20o aniversario. Este tema se incluyó por primera vez en el programa de las Naciones Unidas en 1998 por nuestra iniciativa.

Es simbólico que precisamente en este año conmemorativo, la Asamblea General ha logrado tomar decisiones rompedoras dirigidas a fortalecer substancialmente la seguridad de la información internacional. Su objetivo principal es proteger los intereses de todos los países en el ámbito digital independientemente de su nivel de desarrollo tecnológico.

En nuestro instrumento se hace referencia a una serie de innovaciones históricas. Primero, es un conjunto inicial de 13 reglas, normas y principios del comportamiento responsable de los Estados en el espacio de la información. De hecho, este es el primer "código de la circulación" en el ámbito digital. Este código está encaminado a sentar las bases de la interacción pacífica entre los Estados en este ámbito, así como garantizar la prevención de las guerras y de cualquier agresión.

Se trata de tales disposiciones fundamentalmente importantes como las obligaciones de utilizar las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) exclusivamente con fines pacíficos, observar el principio de la soberanía del Estado en el espacio de la información, cooperar en la lucha contra el uso de las TIC con fines delictivos y terroristas, así como prevenir la proliferación de las funciones ocultas y dañinas (las llamadas bombas lógicas) en los productos de TIC.

Además, en este código se han consagrado los siguientes principios:

  • toda acusación del uso malintencionado de las TIC debe ser probada;
  • los Estados no deben recurrir a terceros para el uso malintencionado de las TIC;
  • las Naciones Unidas deben desempeñar un papel central en las deliberaciones internacionales sobre la seguridad de la información internacional;
  • la soberanía de los Estados y las normas y principios internacionales dimanantes de la soberanía se aplican a la realización de actividades relacionadas con las TIC por parte de los Estados, así como a su jurisdicción sobre la infraestructura de tales tecnologías dentro de su territorio;
  • los Estados tienen la responsabilidad primordial de garantizar un entorno seguro y pacífico en la esfera de las TIC.

Segundo, nuestro instrumento propone democratizar el proceso de negociación sobre la seguridad de la información internacional en la ONU, así como hacerlo verdaderamente abierto, democrático, inclusivo y transparente.

A tal efecto, se crea en la ONU el primer Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre Seguridad de la Información Internacional (GTCA). Esto significa que todos los Estados Miembros de la ONU sin excepción podrán participar en sus actividades. Creemos firmemente que la era de los "acuerdos de club" ya ha pasado y hoy todos los países independientemente de su nivel de desarrollo tecnológico tienen el derecho a participar directamente en las negociaciones sobre la seguridad de la información internacional en la ONU e influir en las decisiones. Cada voz es importante y merece ser escuchada. Es la única manera de sentar las bases para un orden mundial justo y equitativo en el ámbito digital.

El GTCA tendrá competencia para abordar toda la gama de cuestiones de la seguridad de la información internacional. Deberá prestar atención especial a la continuación del trabajo sobre las normas, reglas y principios del comportamiento responsable en el espacio de la información, las cuestiones de la aplicación del derecho internacional en este espacio y el fomento de la capacidad digital de los países en desarrollo. Es la primera vez que una estructura de negociación de la ONU sobre la seguridad de la información internacional recibe tal mandato. El Grupo de la Composición Abierta permitirá a cada país contribuir al debate sobre estos temas y las correspondientes decisiones.

Asimismo, el debate sobre la seguridad de la información internacional en la ONU gana más importancia. A diferencia del convencional Grupo de Expertos Gubernamentales (GEG) de la ONU sobre la Seguridad de la Información Internacional, el GTCA es un organismo completamente funcional de la Asamblea General de la ONU que puede elaborar y recomendar a Estados Miembros cualquier tipo de instrumentos, hasta proyectos de acuerdos internacionales.

Un aspecto nuevo del mandato del GTCA es la exploración de la posibilidad de iniciar un diálogo institucional regular con amplia participación bajo los auspicios de la ONU. Es decir, el GTCA debe estudiar opciones para crear una estructura permanente de negociación sobre la seguridad de la información internacional en la ONU.

Nuestra resolución introduce por la primera vez un mecanismo de consultaciones intersesionales entre el GTCA y actores no estatales –las empresas, las organizaciones no gubernamentales y los círculos académicos–para intercambiar opiniones sobre las cuestiones comprendidas en el mandato del grupo, lo que permitirá a incorporarlos al debate sobre los aspectos fundamentales del uso de las TIC.

Es lamentable que países occidentales, ante todo los EE. UU. y miembros de la UE, han rechazado colectivamente estas ideas progresistas apoyadas por todos los demás Estados. Por lo tanto efectivamente se han opuesto a toda la comunidad internacional. Es sintomático que son precisamente estos Estados que están activamente fomentando el clima de desconfianza en los medios de comunicación y lanzando acusaciones de ciberataques contra terceros países. Se puede concluir que en la realidad persiguen sus propios objetivos y no tienen interés ni en soluciones objetivas y pragmáticas de problemas relacionados con la seguridad de la información internacional, ni en un debate abierto y transparente para todos los participantes sobre este tema.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda