28 febrero 201818:05

Respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en los márgenes del 37º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la Conferencia de Desarme, Ginebra, 28 de febrero de 2018

361-28-02-2018

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Pregunta: El fin de semana pasado EEUU impuso nuevas sanciones contra Corea del Norte. ¿Es probable que EEUU recurra a una solución militar? ¿Cuál será la reacción de Rusia en este caso?

Respuesta: En cuanto a la probabilidad de una solución militar, hay que preguntarlo a las autoridades de Estados Unidos, no a mí. El presidente de EEUU, Donald Trump, ha dicho repetidamente que tomara todas las medidas necesarias, incluido el uso de fuerza, para solucionar el problema. Tanto EEUU como la Federación de Rusia y otros países emitieron en reiteradas ocasiones sus evaluaciones de esta última opción. Coinciden en que sería una catástrofe humanitaria que cobraría centenares de miles, cuando no millones, de vidas de los civiles. Las consecuencias de una intervención militar son bien conocidas.

Confiábamos en que el impulso positivo generado por los Juegos Olímpicos, y que seguirá generándose, esperemos, durante los Juegos Paralímpicos 2018 en Pyeongchang, fuera aprovechado para crear las condiciones que permitieran lanzar las negociaciones. Durante los Juegos, la alta delegación norcoreana visitó Pyeongchang, fue recibida por el presidente de la República de Corea, expresó su interés en contactar con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence (esta oportunidad, lamentablemente, fue desaprovechada).

Confiábamos en que en el momento de calma, mientras no se realizaban los lanzamientos de misiles en RPDC ni ejercicios militares de EEUU y Corea del Sur, se aprovechara para hacer un paso concreto hacia delante. De momento, esto no ha sucedido. Muchos observadores constataron que el representante especial de EEUU para Corea del Norte, Joseph Yun, había presentado su dimisión. No todos creen en que esta dimisión se produjo por causas exclusivamente  familiares, según la versión oficial. De momento no se sabe siquiera quién le sustituirá. Esto no añade optimismo pero, no obstante, continuamos discutiendo las vías de normalización de la situación, de creación de las condiciones propicias para las negociaciones con todos los participantes del llamado proceso a seis bandas. Hoy he hablado detalladamente del tema con mi colega, la Ministra de Asuntos Exteriores de la República de Corea, Kang Kyung-wha. Continuaremos los contactos.

Pregunta: ¿Se coordinará la prolongación de la pausa humanitaria en Guta Oriental con los pasos de las agrupaciones allí presentes? Por ejemplo ayer el Ejercito Libre Sirio ya se dirigió al Consejo de Seguridad de la ONU solicitando permitir la evacuación de los militantes de Jabhat al-Nusra y  sus familiares. ¿Cómo reaccionará Moscú?

Respuesta: Estamos dispuestos a aceptar diferentes soluciones. Acordamos la evacuación de los combatientes y sus familias cuando se solucionaba el problema de liberación de Alepo Oriental. Estaremos abiertos a discutir cualesquiera opciones que permitan neutralizar a los terroristas, poner fin a sus actividades. Si es posible evacuarlos a algún sitio no nos opondremos aunque habrá que discutir. Discutiremos todas las posibilidades que permitan, ante todo, salvar vidas humanas. La resolución está aprobada y excluye definitivamente a los terroristas del régimen de cese de hostilidades que deberá ser establecido. Si nuestros colegas de la ONU y los que influyen en Jabhat al-Nusra se ponen de acuerdo sobre la posibilidad de la evacuación no nos vamos a oponer.

Pregunta: ¿Ha discutido con la colega de Corea del Sur las opciones de acercamiento entre las dos Coreas? ¿Qué papel podría hacer Rusia en este eventual acercamiento?

Respuesta: La cuestión sobre la reunificación de Corea está a la orden del día como el principal objetivo, la meta hacia la cual avanzan ambos países. En cada uno de ellos hay un ministerio especializado que se ocupa de las pertinentes cuestiones. Respaldamos las expectativas de la nación coreana de restaurar su unidad. Estamos dispuestos a contribuir a ello pero la palabra decisiva es la de Seúl y Pyongyang. Si en sus contactos, que se han intensificado ahora, durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos 2018, consideran necesaria nuestra ayuda, les prestaremos - lo garantizo – cualquier ayuda que pueda resultar útil a nuestros vecinos.

Pregunta (traducción del inglés): ¿Qué sabe usted de los posibles suministros de los componentes de armas norcoreanos a Siria?

Respuesta (traducción del inglés): No he oído nada de esto. Pero habrá que estudiar las pruebas, de haberla. No puedo comentar algo que no está confirmado con pruebas concretas.

Pregunta (traducción del inglés): ¿Está usted seguro de que la guerra en Siria terminará este año? ¿Qué posibilidades se contemplan si la situación en este país empeora?

Respuesta (traducción del inglés): No creo que la situación empeore. Está empeorando para los terroristas de Jabhat al-Nusra protegidos, de forma voluntaria o involuntaria, por la coalición de EEUU. Hemos planteado muchas veces esta pregunta a Washington sin recibir ninguna respuesta fiable. Sin embargo está clarísimo que cualesquiera manifestaciones del terrorismo en Siria deberán ser eliminadas. Lo mismo dicen EEUU y otros colegas nuestros presentes en Siria por la invitación de su gobierno y sin ella.

Al mismo tiempo, estamos convencidos de que existen condiciones para reanudar el proceso político. Hoy me he reunido con el enviado especial del secretario general de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, hemos discutido cómo se están implementando las decisiones del Congreso del Diálogo Nacional de Siria de Sochi. Staffan de Mistura confirmó la importancia de este foro para fortalecer las bases sobre las que relanzar las negociaciones y empezar un trabajo real en la Constitución.

El principal objetivo ahora es garantizar la implementación de la resolución 2401 del Consejo de Seguridad de la ONU tal y como fue aprobada. El documento contiene una clara exigencia a todas las partes en el terreno y a los que tienen influencia para con las mismas, acordar el alto el fuego en todo el territorio de Siria durante de, al menos, 30 días para el suministro de ayuda humanitaria. No estamos con los brazos cruzados mientras se están normalizando las condiciones para la tregua en Siria. Como ustedes sabrán, los militares rusos, por orden del Presidente de Rusia, anunciaron las pausas humanitarias diarias de cinco horas de duración para satisfacer las necesidades humanitarias de la población si los grupos terroristas que controlan Guta Oriental lo permiten (en Alepo Oriental no dejaban pasar los convoyes humanitarios amenazando públicamente con atacarlo). Estos mismos corredores humanitarios pueden usarse por la población civil para abandonar estas zonas.

Deseamos, sin embargo, que las necesidades humanitarias del pueblo sirio no se satisfagan exclusivamente en Guta Oriental sino en otras partes del país, sobre todo en Al Raqa, que la ONU, la Organización Mundial de la Salud, el CICR envíen una misión para analizar qué ayuda humanitaria se necesita. La ciudad quedó en ruinas, hasta hoy yacen cuerpos en las calles, no hay acceso al agua ni higiene, el territorio está minado, sin embargo, nadie se está ocupando de esta catástrofe humanitaria. Cuando propusimos enviar allí una misión de la ONU y el CICR uno de los jefes estadounidenses en el terreno declaró que no había tal necesidad. Pero son los secretarios generales de la ONU y del CICR los que deberán decidir si hay o no tal necesidad.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda