26 octubre 201620:11

Comentario del enviado especial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia para los Derechos Humanos, la Democracia y la Supremacía del Derecho, Konstantín Dolgov, con relación a la instalación en un colegio estonio del busto al criminal nazi, Harald Nugiseks

1980-26-10-2016

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Con indignación hemos recibido la noticia de que en Estonia, en uno de los colegios de Laupa, fue instalado un busto en bronce al “mítico” voluntario de la 20 División Estonia de las SS, Halarld Nugiseks. El acontecimiento fue consagrado a su 95 aniversario. A juzgar por las ceremonias solemnes organizadas en el colegio y por las declaraciones de los dirigentes del centro educativo, la instalación del busto en cuestión habría de fomentar el patriotismo de los estudiantes.

Nos gustaría saber, ¿qué tipo de patriotismo le puede inculcar a los menores el ejemplo de un hombre que se pasó al bando de la Alemania nazi como miembro de una División involucrada en ejecuciones masivas y crímenes de guerra? ¿Y qué ocurrió con el veredicto del Tribunal de Núremberg que prohíbe la propaganda del nacismo en todas sus manifestaciones?

Llamamos a los organismos internacionales de defensa de los derechos humanos, incluidos el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la OSCE y el CE, así como a la UE a ejercer una influencia en Tallín, para evitar permitir propaganda abierta del neonacismo y la glorificación de los criminales nazis. Consideramos que instalar en Europa monumentos a este tipo de figuras es un acto vergonzoso, es profanación de la memoria de los millones de personas caídas en la lucha contra el fascismo.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda