Publicador de contenidos

4 marzo 201615:48

Comentario del Departamento de Información y Prensa del MAE de Rusia sobre el informe de la Misión de Observación de Derechos Humanos de la ONU en Ucrania

421-04-03-2016

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Ha llegado a nuestro conocimiento el contenido del decimotercer informe de la Misión de Observación de Derechos Humanos en Ucrania que abarca el período entre el 16 de noviembre de 2015 y el 15 de febrero de 2016.

Resultan preocupantes los señalados en el informe casos de infracción del régimen de alto el fuego. No obstante, se constata en el documento cierta estabilización de la situación en el sureste del país y la importante disminución del número de víctimas entre la población civil hasta el valor inferior desde el inicio del conflicto.

La situación humanitaria y de derechos humanos en Donbás, según las evaluaciones de la Misión, sigue siendo difícil. Resulta agravada por el bloqueo económico de la región impuesto por Kíev, la suspensión por Ucrania de una serie de acuerdos relativos a la observancia de los derechos humanos en la zona del conflicto y las limitaciones a la libertad de tránsito a través de la línea divisoria. Las personas en la zona del conflicto sobreviven, de hecho, gracias a la ayuda humanitaria, en particular, suministrada por Rusia.

 Estamos convencidos de que la implementación de los Acuerdos de Minsk es la única forma viable de arreglar el conflicto en Donbás y estabilizar la situación con la observancia de los derechos humanos en todo el territorio de Ucrania. En este sentido estamos de acuerdo con la conclusión de los expertos de que en esta etapa la tarea principal consiste en la realización de la reforma constitucional y la aprobación de la ley sobre la descentralización del poder en Ucrania, en plena conformidad con el Conjunto de Medidas, adoptado en Minsk. Exhortamos a Kíev a impulsar radicalmente este proceso.

Los observadores prestan, justificadamente, una especial atención a las graves violaciones de derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania y los servicios secretos en el sureste del país. Compartimos las preocupaciones de la Misión por que la parte ucraniana demore la investigación de estos crímenes. No se puede dejar de señalar que el Consejo de Seguridad de Ucrania, siendo unos de los principales infractores, obstaculiza abiertamente la lucha contra la impunidad y la búsqueda de los culpables de violar la ley.

La Misión vuelve a señalar los problemas similares con respecto a la investigación de los crímenes cometidos en la plaza de Maidán en Kíev, en Odesa y Mariúpol. El informe vuelve a poner de manifiesto que Kíev demora la investigación, oculta sus resultados y ejerce presión sobre los jueces. En Ucrania en general persisten serios problemas en cuanto al ejercicio de la justicia y la observación de las normas procesales conforme los estándares internacionales.

Los defensores de derechos humanos condenan, con razón, las restricciones de la libertad de expresión, reuniones y prensa, impuestas por Kíev por motivos políticos. El informe muestra una especial preocupación con respeto a los enfrentamientos por motivos religiosos en varias ciudades de Ucrania, en particular, a los intentos de los radicales por irrumpir en los templos pertenecientes a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú y ejercer la violencia contra los fieles. Compartimos la opinión de la Misión de que las autoridades ucranianas están obligadas a tomar medidas para evitar semejantes incidentes.

No podemos aceptar una serie de las evaluaciones, en particular las relativas a las medidas de protección de los derechos de la población adoptadas por las autoridades de Donetsk y Lugansk.

En cuanto a la situación de derechos humanos en el territorio ruso de Crimea, su análisis no incumbe a la Misión. No obstante, cabe señalar que los observadores indican claramente que el llamado bloqueo civil de la península por parte de los grupos radicales de ucranianos y de tártaros de Crimea, que se aprovechan de la total tolerancia de las autoridades de Ucrania, causó un grave perjuicio de los derechos fundamentales de los habitantes de Crimea.

Confiamos en que en el futuro la Misión dé una evaluación objetiva de las ilegales sanciones unilaterales impuestas por varios países contra los habitantes de Crimea, que violan directamente los derechos humanos.

 

4 de marzo de 2016

x
x
Criterios adicionales de búsqueda