Publicador de contenidos

1 octubre 201517:57

Discurso pronunciado por el encargado de los Derechos Humanos, la Democracia y la Supremacía del Derecho del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Konstantín Dolgov, en el XII Congreso de los encargados regionales de los Derechos del Menor de la Federación de Rusia. Tema “Niños superdotados en Rusia: ayuda y protección” Pskov, 1 de octubre de 2015

1873-01-10-2015

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimado señor Presidente,

Estimados comlegas y participantes en el Congreso,

En la última década la creación de condiciones idóneas para el bienestar y la protección de la infancia ha pasado a adquirir carácter prioritario para la política estatal de la Federación de Rusia. El presidente de nuestro país, Vladimir Putin, invariablemente marca los correspondientes objetivos, subrayando la importancia crucial de las potencialidades de los futuros ciudadanos de Rusia. Habló de ello recientemente, el 1 de septiembre de 2015, en el transcurso de la reunión con los estudiantes y los profesores del centro para niños superdotados “Sirius” celebrada en Sochi.

Hoy el mundo va cambiando a una velocidad vertiginosa, siendo cada vez mayor la competencia a nivel global. La Federación de Rusia ocupa uno de los lugares clave en el proceso del desarrollo mundial y el lugar que ocuparemos dentro de unos 10 ó 15 años dependerá de las jóvenes generaciones, de la medida en que sepamos descubrir, cultivar y ciudar sus talentos.

El problema con la observación de los derechos, las libertades y los intereses legales de los menores en lo que es de incumbencia del Ministerio de Asuntos Exteriores, por supuesto, está relacionado con el campo internacional. Los diplomáticos rusos prestan la más intensa atención a este problema, en base a la Constitución de la Federación de Rusia y los compromisos internacionales asumidos por nuestro país mediante la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño y otros actas internacionales fundamentales.

Centramos una intensa atención en las garantías de los derechos y los intereses legales de los menores rusos en el extranjero. Contamos con extrensas experiencias positivas de cooperación con ambas Cámaras de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, con el encargado de los Derechos del Menor, Pável Astájov, el Ministerio de Educación y Ciencia, la Fiscalía General y el Comité de Instrucción. Interaccionamos con las representaciones diplomáticas rusas en el extranjero, para detectar de forma eficiente los casos de violación de los derechos del menor en el extranjero, siguiendo a diario casos concretos de la no observancia de los derechos, libertades e intereses legales de los rusos menores de edad. Los pertinentes informes y propuestas son enviados por nosotros a los organismos competentes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia seguirá realizando estas labores. Recientemente, el 25 de septiembre, en la reunión de la asamblea de ejecutivos del Ministerio, dedicada a las garantías de los derechos de los ciudadanos rusos en el extranjero, el titular de la cartera de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, volvió a subrayar el carácter prioritario del tema de la infancia.

Nos vemos en la obligación de hacer constar que en estos momentos es muy agudo el problema de las garantías de derechos e intereses legales de los ciudadanos de Rusia adoptados por ciudadanos de otros Estados. En EEUU la situación es especialmente complicada y, por desgracia, el número de problemas está lejos de disminuir. Estados Unidos sigue asumiendo el liderazgo en el número de crímenes cometidos contra menores, ciudadanos de Rusia.

 Hasta este momento Washington todavía no ha facilitado informes postadoptivos sobre unos 3.500 menores. La parte estadounidense evita celebrar consultas especializadas para abordar los mencionados problemas. La primera ronda fue celebrada en abril de 2013, con la participación del Encargado del Ministerio de Asuntos Exteriores, representantes de la Fiscalía General, el Comité de Instrucción y del aparato del encargado de los Derechos del Menor de Rusia. Se está alargando el arreglo de la situación en torno al centro eductaivo “Ranch For Kids” situado en el estado de Montana, el retorno a Rusia de Kirill Kuzmín, la investigación de las bolsas electrónicas, mediante las cuales pudieron haber sido vendidos, de acuerdo con los expertos de Reuters, hasta 27 menores rusos.

Seguiremos interaccionando de forma intensa con las autoridades estadounidenses, para encontrar soluciones aceptadas por ambas partes y organizar las necesarias ya hace tiempo consultas a través del encargado de los Derechos del Menor del presidente de Rusia. El ministro Serguéi Lavrov con regularidad plantea los problemas de la infancia en el transcurso de sus contactos con los altos cargos estadounidenses. Consideramos oportuno instar a Washington a mantener el diálogo y las consultas. Es necesario hacerlo de forma conjunta y coordenada, a través de los pertinentes organismos rusos. No menos relevante sería en este sentido la posible aportación por parte del sector no gubernamental.

Otro tema delicado son los problemas derivados de las relaciones familiares de matrimonios mixtos residentes en el extranjero. En una serie de países se detecta una actitud parcial, ilegalmente cruel y a menudo directamente discriminatoria hacia los extranjeros, en casos de disputas o conflictos.

Los precedentes más llamativos y negativos son característicos para los países nórdicos, donde la intervención del Estado en los asuntos de la familia es prevista por la Ley o considerada un fenómeno normal. A Noruega le son propias unas prácticas especialmente arbitrarias y discutibles, consistentes en quitar a los menores a las familias “de poco fiar”, desde el punto de vista de los servicios sociales. En este país se ha registrado últimamente la mínima de 19 casos de este tipo. En Finlandia los niños suelen ser quitados a las familias, sin previa sentencia judicial.

Consideramos importante conseguir que se crean en cooperación de las autoridades de los mencionados países unos mecanismos de diálogo eficaces que permitan arreglar problemas con los derechos y los intereses legales de los menores. Las experiencias positivas de la Embajada de Rusia en Helsinki son prueba de este deseo. En cuanto a Noruega, de acuerdo con los datos disponibles, se está trabajando la iniciativa de celebrar un foro con la mediación del encargado de los Derechos del Menor del presidente de Rusia y con la participación de todos los organismos, entidades y encargados regionales. Estoy convencido de que estos esfuerzos conjuntos nos permitirían alcanzar resultados positivos en estos delicados campos. Seguiremos apoyando y participando de forma activa en eventos de formato interministerial, encaminados a garantizar los derechos y los intereses legales de los menores.

Gracias por su atención.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda