22 julio 201112:30

Tesis de la intervención del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la Conferencia Ministerial Rusia–ASEAN, isla de Bali (Indonesia), 22 de julio de 2011

1138-22-07-2011

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimado señor Presidente,

Estimados colegas,

Hace 15 años aquí, en Indonesia, desde la reunión de los Ministros de Exteriores de Rusia y los Estados miembros de ASEAN comenzó la historia oficial del diálogo Rusia–ASEAN. Durante los años pasados esa cooperación ha entrado en un nivel alto y quedó reforzada con una sólida base legal contractual y mecanismos de trabajo eficaces, lo cual permite resolver los problemas más serios.

Actualmente los esfuerzos de Rusia y ASEAN están centrados en la realización de los resultados de la Cumbre en Hanói celebrada el año pasado. Hay razones para hacer constar que el trabajo en esta dirección se realiza bastante bien. Desde noviembre de 2010 tuvieron lugar las reuniones de los altos dignatarios dedicadas a la economía, la energética, la cultura, las consultas de expertos sobre los temas científicos y tecnológicos, la reacción extraordinaria y el espacio extraterrestre. El temario de la coordinación en la política exterior fue discutido en la reunión de los Viceministros de Exteriores de Rusia y los países miembros de ASEAN en Naipyidó en junio del año en curso. Se celebran periódicamente las sesiones del Comité Mixto de Cooperación compuesto por los representantes permanentes ante ASEAN en Yakarta.

Al mismo tiempo, hay que reconocer que el potencial del diálogo Rusia–ASEAN permite plantear objetivos verdaderamente grandes. Los Estados de ASEAN solucionan el objetivo de instituir para 2015 la Comunidad Económica. Rusia avanza enérgicamente por el camino de modernización y se esfuerza a este efecto incorporarse activamente a los procesos de integración en la Región Asia–Pacífico (RAP). Se tiene la posibilidad de aunar el trabajo práctico para cumplir con esas directrices. Ello contribuirá al aumento del volumen de vínculos económicos entre nuestros países, que de momento siguen siendo patentemente insuficientes. Confiamos en que nuestros socios de ASEAN harán esfuerzos adicionales para consumar, antes de la conferencia de los Ministros de Economía en Manado en agosto del año en curso, la redacción de la Hoja de Ruta de la cooperación económica, comercial e inversionista. Sin embargo, no sólo importa aprobar sino que garantizar su cumplimiento.

Prestamos una atención seria al cumplimiento del Programa de Trabajo Rusia–ASEAN de la cooperación energética en 2010-2015 en cuyo marco la Corporación de Estado ROSATOM organizó en Hanói en septiembre de 2010 el seminario científico-tecnológico "Propuestas rusas relativas al aprovechamiento de la energía nuclear con fines pacíficos en la RAP". Invitamos a los socios a participar en la Semana Energética Internacional anual que se celebrará en Moscú en noviembre del año o en curso. Un instrumental importante para promover el diálogo energético será la inauguración del Centro del aumento de la eficacia energética, aprovechamiento de las fuentes renovables de energía y de las tecnologías ecológicamente puras Rusia–ASEAN. La compañía "Mezhregionsoyuzenergo" se propone invertir hasta finales del año muchos millones USD para crear dicho Centro no lejos de Moscú.

Poor supuesto, un papel especial en el fomento del componente económico de las relaciones Rusia–ASEAN le pertenece a la comunidad de hombres de negocios. El temario de la extensión de los lazos entre los empresarios ha sido examinado en esos días en la reunión del Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Rusia con los Embajadores de los países de ASEAN en Moscú. En este plano abre buenas posibilidades el Foro Económico Internacional de Baikal y el Foro Económico Internacional del Lejano Oriente, que se celebran periódicamente en Irkutsk y Vladivostok respectivamente. Nos dará gusto ver allí a los representantes de vuestros Estados en septiembre y octubre respectivamente. En esas plataformas se supone discutir un amplio cúmulo de temas para incrementar la cooperación económica de Rusia con los países de la zona. En particular, se tratará de la creación de pasillos de transporte Asia–Europa, lo cual, sin duda, es de interés para nuestros colegas de ASEAN en el contexto de la realización del Plan General de Interdependencia de ASEAN que prevé la solución de problemas parecidos.

La catástrofe natural tecnógena en Japón ha vuelto a demostrar lo importante que es aunar los esfuerzos internacionales para prevenir y eliminar los efectos de los cataclismos. A este respecto es necesario funicular cuanto antes la redacción del Plan de Trabajo Rusia–ASEAN de Reacción Extraordinaria. Nuestras estructuras interesadas están dispuestas a dar a conocer a los expertos de la Asociación la experiencia y las tecnologías rusas pertinentes. Estamos convencidos de que esto será útil al crear el Centro Coordinador de ASEAN para la Ayuda Humanitaria.

El incremento de la cooperación en materia de altas tecnologías es una tarea perentoria. A este efecto las dependencias rusas han propuesto colaborar con ASEAN en campos clave, tales como las nanotecnologías, la seguridad alimentaria, la educación y las tecnologías espaciales, incluidos el aprovechamiento conjunto del sistema GLONASS y el sondeo de la Tierra a distancia. Esperamos que próximamente el trabajo relativo a esos proyectos pase a la fase práctica. Esperamos iniciativas análogas de parte de ASEAN. Sirve de una buena ayuda para los proyectos conjuntos el Fondo Financiero del Diálogo Rusia–ASEAN. No es casual que a partir de este año aumentamos la aportación anual hasta 1,5 millones USD.

Otra prioridad es el afianzamiento de la cooperación en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia transnacional. En junio del año en curso los representantes del Servicio Federal de Seguridad de Rusia dieron conferencias sobre los nuevos desafíos y amenazas en el Centro de Cooperación en materia de legalidad de Yakarta. Estamos dispuestos a continuar con esa práctica. Creemos que es importante entablar vínculos de trabajo con otros centros antiterroristas en el Sudeste Asiático, así como incorporar a este trabajo la Estructura Regional Antiterrorista de la OCS. Se discutirá esos temas la semana que viene en la reunión de los altos dignatarios para contrarrestar el terrorismo y la delincuencia transnacional.

La gama de nuestra colaboración va ampliándose. Los contactos entre los expertos pertinentes revelaron el mutuo interés por incorporar Rusia a la potenciación de la cuenca del río de Mekong. En particular, la parte rusa lanzó la iniciativa de celebrar en Moscú en octubre de este año una conferencia para intercambiar la experiencia sobre la dirección de los recursos acuáticos.

Prestamos especial atención al diálogo intercultural e intercivilizacional. Es una buena base para él el Acuerdo Rusia–ASEAN de Cooperación en la Cultura que hemos firmado en Hanói. Importa que todos los países de la Asociación finalicen cuanto antes los procedimientos de su entrada en vigor.

Pero sin esperarlo hacemos esfuerzos para fomentar los contactos humanitarios, culturales y científicos con la Asociación. En este sentido el 15º aniversario del diálogo Rusia–ASEAN es un pretexto conveniente. Con este motivo en Singapur tuvo lugar la conferencia científica práctica, y se está preparando la función de la orquesta sinfónica conjunta de jóvenes músicos de Rusia y países de ASEAN "al margen" de los actos de ASEAN al nivel más alto en la isla de Bali en noviembre del año en curso.

Para solucionar con éxito los problemas de la promoción del diálogo Rusia–ASEAN es necesario garantizar en la RAP un debido nivel de seguridad y estabilidad.

En este contexto adquiere cada vez más importancia el perfeccionamiento de la arquitectura regional, lo cual se debe a varios factores objetivos. De un lado, es el creciente significado de la RAP a cuyo lado se desplaza el centro de la actividad económica y política global y, del otro lado, el potencial de conflictos que persiste en la Región: la rivalidad creciente por la influencia, los litigios territoriales, la amenaza del terrorismo internacional y el narcotráfico y los cataclismos y catástrofes tecnógenas.

Guiándose por esas consideraciones Rusia, junto con China, lanzó el año pasado la iniciativa de la seguridad en la RAP llamando a todos los países de la Región a estructurar su política exterior basándose en los principios de la indivisibilidad de la seguridad y la no-admisión de las tentativas de reforzar su propia seguridad en detrimento de la seguridad de los demás.

Los diez países de la ASEAN, tal como lo mostraron los resultados de la Cumbre Rusia–ASEAN en Hanói, comparten, en general, este criterio.

Proponemos avanzar hacia ese fin entablando los vínculos entre las asociaciones regionales y creando en la RAP una red de organizaciones y foros que pueda comprender ASEAN, CSA, FRA, "SMOA-más", APEC, OCS, CCMCA y otros.

Nos pronunciamos por consolidar el papel central de los diez países de ASEAN en la arquitectura regional. Apoyamos consecuentemente la participación del Presidente de ASEAN en las Cumbres del Grupo de los Veinte. Saludamos las iniciáticas de ASEAN de aumentar la eficacia de los mecanismos de prevención y arreglo de los conflictos en la Región. La suscripción del Tercer Protocolo al Tratado de la Amistad y la Cooperación en el Sudeste Asiático fue un aporte importante al desarrollo del fundamento legal internacional de la colaboración multilateral en la RAP. Rusia ratificó dicho documento el 3 de mayo del año en curso, es decir, una de los primeros.

Consideramos que las Cumbres del Sudeste Asiático en que Rusia a partir de este año participa pletóricamente son la plataforma principal para el diálogo estratégico de los líderes sobre los problemas conceptuales del desarrollo en la RAP. En nuestra opinión, CSA podría asumir la consideración de los problemas estratégicos de la agenda regional. El Foro Regional ASEAN sigue siendo el instrumental clave del diálogo multilateral sobre la seguridad en la Región. A las Conferencias de Ministros de exteriores de los países miembros de ASEAN con el diálogo "SMOA-más" se les da un papel importante en la arquitectura regional. Rusia se propone continuar participando activamente en las actividades de dichos mecanismos.

La OCS es elemento inalienable del sistema de asociaciones multilaterales, en formación, en la RAP. La Organización de Cooperación de Shanghái se está afirmando con seguridad como un factor ponderable de la paz y seguridad en la RAP. Este año la OCS ha celebrado el 10º aniversario, pero, lamentablemente, en la Cumbre en Astana, a diferencia de los años precedentes, faltaron los representantes de ASEAN. Entretanto, el fomento de la colaboración práctica entre OCS y ASEAN, sobre todo en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico sobre la base del Memorando de Entendimiento entre las Secretarías de ambas organizaciones firmado en 2005, es de nuestro mutuo interés.

Hoy en día una de las prioridades rusas consiste en los preparativos para la presidencia en APEC en 2012. A la par con la continuidad en la solución de los problemas programáticos del Foro para liberalizar los regímenes de comercio e inversiones y para fomentar los procesos de integración en la Región, pensamos hacer hincapié en temas prácticos, tales como la seguridad alimentaria, el perfeccionamiento de los sistemas de transporte y logísticos y la cooperación con fines de la modernización.

Puedo destacar con satisfacción la coincidencia o cercanía de los enfoques de parte de Rusia y ASEAN con respecto a temas internacionales candentes, tales como el problema nuclear de la península de Corea, la situación en torno al programa nuclear iraní y la situación en Afganistán, el Cercano Oriente y África del Norte. Estamos convencidos de que por más graves que sean esos problemas únicamente es posible solucionarlos por medios pacíficos político-diplomáticos.

Nuestras posturas son parecidas también lo que se refiere a la no-proliferación de las armas de exterminio masivo y a la seguridad nuclear. Respetamos la aspiración de los Estados de ASEAN a cumplir el Tratado de Bangkok sobre la creación de la zona libre de las armas nucleares en el Sudeste Asiático. En el marco del "quinteto" nuclear continuamos formando la postura común lo que nos permitiría firmar el protocolo de garantías de la seguridad para los participantes de la zona. En este plano fue útil la reunión de la presidencia indonesia de ASEAN con los representantes de los Estados nucleares celebrada aquí el 12 de mayo a iniciativa de Yakarta.

Estamos dispuestos a seguir trabajando estrechamente con ASEAN para cumplir las resoluciones de la Cumbre de Hanói en todos los niveles, incluido el ministerial. A este respecto apoyamos la iniciativa de Camboya, en cuanto el futuro presidente de ASEAN, de acordar de antemano julio de 2012 en calidad de la fecha para celebrar la vuelta ordinaria del diálogo Rusia–ASEAN y otros actos de ASEAN al nivel de Jefes de los Servicios Diplomáticos.

Gracias por la atención.

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda