5 agosto 201518:19

Comentario y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidas por el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, al término de la participación en la reunión de ministros de Exteriores de Rusia y de la ASEAN Kuala Lumpur, 5 de agosto de 2015

1507-05-08-2015

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Para nosotros el acontecimiento principal que ha tenido lugar hoy en Kuala Lumpur ha sido la reunión de ministros de Exteriores en el marco de la cooperación y el diálogo de Rusia y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Ante todo, hemos acordado crear un Grupo de actores destacados en el que estarán representados todos los países de la ASEAN y la Federación de Rusia. Incluirá a científicos y politólogos, ya hay algunas ideas sobre los candidatos. Los Gobiernos encomendarán a este grupo preparar un documento estratégico que determine las perspectivas a largo plazo de nuestra cooperación con la ASEAN en todos los ámbitos.

Además, hemos acordado finalizar en lo que reste del año en curso la preparación del nuevo Plan de Acción Rusia-ASEAN para los próximos cinco años. El plan actual expira en diciembre próximo.

Hemos acordado asimismo dar un nuevo impulso a la hoja de ruta aprobada hace tres años en relación al desarrollo de la cooperación comercial e inversionista. Vamos a elaborar anexos a esta hoja de ruta en varios sectores donde hay oportunidades de inversiones mutuas.

Hemos acordado también que el año siguiente sea el Año Dual de la Cultura de Rusia y la ASEAN, hemos discutido los eventos que lo harán interesante para nuestros ciudadanos en lo que se refiere al conocimiento de las tradiciones, la vida cotidiana, la cultura y los avances de nuestros países en el área de humanidades.

Lo más importante es que al abordar los problemas de la seguridad regional hemos confirmado nuestra intención de continuar el proceso, que comenzó hace un par de años, de formación de posturas comunes para garantizar la seguridad en la región sin formar bloques, de discusión de las bases de la arquitectura de seguridad y del desarrollo sostenible.

Esta reunión fue muy útil.

Pregunta: ¿De qué trató en sus negociaciones con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry? Han abordado ustedes la situación en Ucrania? ¿Se debe convocar el Cuarteto de Normandía a nivel de ministros?

Serguéi Lavrov: Se han celebrado más de diez contactos bilaterales al margen de los eventos de hoy. Uno de éstos ha sido la reunión con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

Ante todo, hemos discutido los problemas de Oriente Próximo y del Norte de África, en desarrollo del diálogo que tuvimos hace un par de días en Catar con la participación del ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir. Todos coincidimos en que el Estado Islámico es la amenaza común,  el mal común. Estamos de acuerdo que es necesario aunar esfuerzos en la lucha contra este mal lo más pronto posible y del modo más eficaz. No tenemos todavía una postura común respecto a las posibilidades de realizarlo, teniendo en cuenta las discrepancias entre varios actores en el mundo, incluidos los grupos armados de la oposición siria. No voy a entrar en detalles, abordaremos este tema en nuestras siguientes reuniones. Hemos acordado que los expertos del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores y del Departamento de Estado de EEUU seguirán estudiándolo.

Hemos abordado también la situación en Ucrania, ante todo, desde el punto de vista del intercambio de opiniones, en lo que se refiere al funcionamiento del canal a nivel de departamentos diplomáticos creado por decisión del presidente ruso, Vladímir Putin, y del presidente estadounidense, Barack Obama. Se trata de mi adjunto, Grigori Karasin, y la secretaria de Estado adjunta de EEUU, Victoria Nuland. Si no me equivoco, ya se han reunido cuatro veces y han sostenido varias conversaciones telefónicas. Usamos este canal para apoyar los esfuerzos del Cuarteto de Normandía para asegurar la eficacia de los encuentros celebrados por el Grupo de Contacto en Minsk. La nueva ronda de tales reuniones tuvo lugar el pasado 3 de agosto. Fue prolongada parcialmente hasta el 4 de agosto. Varios subgrupos continuarán la comunicación por Skype, serán organizadas videoconferencias.

Hemos intercambiado hoy con John Kerry opiniones respecto a donde estamos en todos los ámbitos: la seguridad, el proceso político, asuntos humanitarios y el restablecimiento económico. Hay un avance, en particular, en materia de asuntos económicos y humanitarios. Además, se puede esperar que sean tomadas las decisiones necesarias en relación a la retirada de armas de calibre inferior a 100 mm y la finalización de la desmilitarización de Shirókino

No quiero acusar a nadie, pero las milicias cumplieron su parte de los compromisos y ahora los negociadores en el grupo para la seguridad se pararon debido a las vacilaciones de los representantes del Gobierno de Ucrania. Según nuestras estimaciones, se puede resolver esto y John Kerry está de acuerdo.

El tema más complicado es el proceso político: la reforma constitucional, el estatus especial de Donbás, la celebración de elecciones locales en los territorios de las repúblicas autoproclamadas. Repito que, de conformidad con los Acuerdos de Minsk, todo esto debe realizarse por acuerdo común con los representantes de las repúblicas de Donetsk y Lugansk. Desgraciadamente todavía son insuficientes los contactos directos en este ámbito entre Kiev, Donetsk y Lugansk. Sólo se desarrollan en el formato de reuniones de los subgrupos del Grupo de Contacto y no conllevaron un diálogo substancial, conforme a lo estipulado en los Acuerdos de Minsk. Espero que esta situación cambie en breve y que los intentos de demorar el cumplimiento de los compromisos derivados del paquete de medidas del pasado 12 de febrero no impidan alcanzar resultados.

Traducción del inglés

Pregunta: ¿Influirá el veto impuesto por Rusia en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la creación de un tribunal internacional para investigar la catástrofe del MH17 en el estatus de Rusia como socio del diálogo con la ASEAN y en las relaciones bilaterales con Malasia?

Serguéi Lavrov: No. Además de la reunión con los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático en el contexto del diálogo entre Rusia y la ASEAN, he sostenido una reunión bilateral con el ministro de Asuntos Exteriores de Malasia, Anifah Aman. He visto por su lado el entendimiento completo de la postura rusa dirigida a resolver el asunto más importante para nuestros amigos de Malasia: el establecimiento de la verdad. Rusia es el único país que entregó los datos de sus radares grabados en aquel día. Ningún país más lo hizo. Nuestros socios estadounidenses no han entregado todavía imágenes hechas por sus satélites ni ninguna otra información. Los ucranianos se niegan a compartir las grabaciones de las negociaciones entre los controladores del tráfico aéreo y las tripulaciones que estaban en el espacio aéreo aquel día.

La creación del tribunal no resolverá estos asuntos de inmediato, sino al revés: podría usarse como premisa para disimular la ineficacia de la investigación llevada a cabo por el Consejo de Seguridad de los Países Bajos. Además, es una desviación de la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU que prescribe realizar una investigación internacional minuciosa, imparcial y exhaustiva bajo la égida de la Organización de Aviación Civil Internacional.

Tenemos muchas preguntas vinculadas con la ineficacia y la impropiedad de medidas aplicadas por el grupo actual de jueces instructores, quienes no hicieron lo más evidente en los primeros días tras la tragedia. Por ejemplo, no tomaron las medidas prescritas por las normas y principios de la Organización de Aviación Civil Internacional. Visitaron el área del siniestro en reiteradas ocasiones, pero no recogieron los restos hasta pasados varios meses, etc. Un factor importante también consiste en que no siguieron la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Queríamos que la ONU se basase en esta resolución para controlar el curso de la investigación. Durante este año, Rusia en reiteradas ocasiones dirigió al Consejo de Seguridad de la ONU la solicitud de recibir la información sobre el curso de la investigación. Nuestros colegas occidentales se negaron a aceptar esta propuesta. El secretario general de la ONU debía hacer recomendaciones sobre una aportación posible de la ONU en la investigación, pero no lo hizo, aunque la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU lo preveía. Propusimos dirigir una misión de la ONU al lugar de la tragedia. Esta propuesta fue declinada. Propusimos asimismo que la ONU designase a un enviado especial para controlar el proceso de la investigación. Pero esta iniciativa fue declinada también.

Así las cosas, los países occidentales que durante este año impidieron al Consejo de Seguridad desempeñar el papel unificador en el proceso del establecimiento de la verdad afirman que este organismo debe tomar la decisión sobre la creación del tribunal, lo que es un caso sin precedentes. El Consejo de Seguridad de la ONU no está autorizado a crear organismos para llevar a cabo una investigación o castigar a los responsables de acciones criminales. La destrucción de un avión es una acción criminal, tales incidentes tuvieron lugar en el pasado también, pero el Consejo de Seguridad de la ONU nunca fue involucrado en la investigación. Estos países intentan hacer pasar la forma por el contenido que consiste en que es necesario llevar a cabo una investigación minuciosa, exhaustiva, honesta e imparcial. Cuando tal investigación se finalice, lo que, como se espera, debe suceder hasta finales del año en curso, aparecerán muchas versiones sobre los modos de juzgar a los criminales, incluido el acuerdo de varios países sobre el establecimiento de los procedimientos para recurrir a jurisdicciones nacionales para esto.

La obsesión con la idea de involucrar al Consejo de Seguridad de la ONU hace pensar que algunos prefieren usar “juegos propagandísticos” porque no tienen respuestas a muchas preguntas justificadas desde el punto de vista jurídico: ¿por qué esta investigación se inició tan tarde y se lleva a cabo de modo tan imperfecto?

Manifestamos nuestra completa solidaridad con el pueblo de Malasia, apreciamos la actitud de Malasia hacia la tragedia sin ningún intento de especular en este incidente, en los destinos de los fallecidos, en los sentimientos de sus parientes. Cuando sucedió la tragedia, cuatro países: Bélgica, Ucrania, Australia y los Países Bajos crearon su propio mecanismo de investigación sin consultar con nadie: ni el Consejo de Seguridad de la ONU ni nadie más. Ni siquiera invitaron a Malasia. En agosto de 2014, formaron un grupo de jueces instructores y Malasia logró tomar parte en este mecanismo sólo en diciembre de 2014, cuatro meses después de la tragedia y la aprobación de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Todo esto no ayuda a los que procuran establecer la verdad, sino a los que quieren dictar su sentencia sin aducir pruebas algunas, sin dar respuestas a las preguntas lógicas sobre lo imperfecto que es la investigación.

Documentos adicionales

Fotografías

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda